El paseo desde el Covachón del Puntal hasta este lugar está salpicado de diferentes motivos: figuras humanas, barras, puntos y trazos geométricos. Sin embargo, el conjunto que aquí se quiere destacar, aunque muy desvaído por la acción erosiva de agua, se sitúa en la escotadura de la roca. Del amplio panel que da forma a La Lastra apenas resulta visible la zona más alta, cuyos esquemas muestran un color ocre claro muy débil. Este tono se oscurece en las figuras de la parte central e inferior del abrigo y alcanza un color rojo intenso en una sucesión horizontal de barras -antropomórficas- acompañadas de una pareja de varones de largo cuello y cabeza cubierta con sendos gorros de amplias alas. El conjunto, así, se presenta como un ejemplo de la diversidad tipológica de la figura humana –todas lo son salvos los dos cuadrúpedos de la derecha- y de la variedad del color rojo, cuyas tonalidades dependen no tanto de la acción erosiva que soportan cuando la diferencia cromática de las vetas ferruginosas empleadas en la obtención de los pigmentos. Éstos son extraídos de las propias rocas de los abrigos, molidos y mezclados con aglutinantes orgánicos.
POINT (-2.551156 41.816638)
Tags: