Se trata de una cueva de grandes dimensiones, que acoge un conjunto variado de animales y signos, tanto pintados en color rojo como grabados, que datan de los períodos Solutrense (21.000-17.000 años) y Magdaleniense (17.000-12.000 años) del Paleolítico Superior.
Tags: