Las salas de exposición permanente están dedicadas a la vida en tiempos de Altamira, un espacio en el que a través de una colección de más de 400 objetos arqueológicos muestra las formas de vida de los grupos de cazadores recolectores durante el Paleolítico superior. Cómo éramos, de qué nos alimentábamos, dónde vivíamos son algunas de las preguntas que encuentran su respuesta durante el recorrido por Los Tiempos de Altamira. Sin olvidarnos de nuestra principal manifestación cultural, el arte, tanto el arte rupestre pintado y grabado en cuevas y abrigos, como los objetos decorados.
Tags: