Distribuidos por las 22 hectáreas de terreno que ocupa el Parque se encuentran un centenar de paneles grabados, de los cuales más de veinte han sido acondicionados para la visita. Los motivos geométricos son los más comunes e integran un heterogéneo elenco de motivos entre los que destacan las combinaciones circulares y las cazoletas. Estos diseños se encuentran con frecuencia acompañados de otros de carácter figurativo, como zoomorfos y antropomorfos. Ocasionalmente, estas figuras se asocian articulando escenas más complejas entre las que pueden adivinarse escenas de caza y de equitación. Los petroglifos han sido realizados a lo largo de un dilatado período de miles de años, aunque la parte más significativa se ha grabado hace unos 5.000 - 3.000 años, durante el Neolítico Final y la Edad del Bronce.  El Parque Arqueológico ofrece un conjunto heterogéneo de actividades, dirigidas tanto a adultos como al público infantil, que pretenden ofrecer contenidos patrimoniales y experiencias de una manera didáctica, lúdica y participativa. Cazar con arco o jabalina, fabricar vasijas cerámicas como las de la Edad del Bronce, encender fuego sin cerillas ni mecheros, hacer calcos de petroglifos como los arqueólogos… son sólo algunas de las propuestas de talleres y exhibiciones que se ofrecen en el Parque. Esta oferta básica, que se realiza al aire libre o en nuestros talleres, puede adaptarse de manera personalizada a las distintas personas, grupos o colectivos interesados previa reserva.  
POINT (-8.530315 42.541892)
Tags: