Y por fin el Gran Techo, el santuario, la expresión simbólica del pensamiento trascendente de la comunidad. Con habilidad magistral el artista aprovechó relieves y grietas naturales de la roca para crear las figuras: bisontes, caballos, ciervos, manos y signos, pintados y grabados. Representan una forma de entender el mundo, el pensamiento trascendente de las sociedades cazadoras recolectoras en el inicio de nuestra historia.
Tags: